María José Bernal Gaviria, directora de Fenalco Antioquia

Se examinó el impacto de la reforma laboral en el desempleo y la informalidad

Boletín 55

28 de abril de 2023

 

Invitados gremiales señalaron que el proyecto se centra en la estabilidad laboral, pero desatiende las problemáticas más grandes de empleo en el país, sin evaluar el impacto que pueden tener estas medidas en el mercado laboral colombiano.
Aspectos como la jornada nocturna, el recargo nocturno y dominical, sumarían incrementos en los pagos de nómina que muchos empresarios no tendrían la capacidad de costear.

Luego de ser radicado el proyecto de Reforma Laboral por parte del Gobierno Nacional, son varias las preocupaciones de gremios, sectores políticos, empleadores y trabajadores. Directivas de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia - ANDI y de la Federación Nacional de Comerciantes – Fenalco, analizaron junto a los Concejales de Medellín, algunos de los puntos clave de este trascendental proyecto.

Corporados coincidieron en afirmar que la Reforma no tiene en cuenta a las micro, pequeñas ni medianas empresas. Además, advirtieron la importancia de conversar con la sociedad civil y los diferentes sectores que no han sido escuchados porque el impacto de este proyecto en los empleadores es alto e incrementa los costos laborales. Propusieron mantener las mesas de concertación laboral para llegar a acuerdos que generen calidad de vida y desarrollo.

Según los Cabildantes, los recargos nocturnos propuestos afectan a las pymes y a los establecimientos nocturnos, se incrementa el costo de la cadena de suministros, el derecho a la huelga no queda con reglas claras, la competitividad en el empresariado se ve afectada y poblaciones como mujeres, campesinos y jóvenes enfrentarían un estancamiento laboral.

Hoy en día, el reto más grande del mercado laboral es cómo transitar del camino de la informalidad a la formalidad y cómo plantear la generación de nuevos puestos, dentro del concepto de trabajo decente, afirmó la directora Laboral Andi, Juliana Manrique. 

En el conjunto de la Reforma laboral no hay medidas frente a la informalidad ni el desempleo y desde la perspectiva de la Andi, lo que hace es profundizar esos dos problemas. Según Manrique, Colombia tiene los costos laborales más altos con un 62 por ciento y la Reforma Laboral los incrementa aún más, dejando desprotegido al empresariado.

Por su parte, María José Bernal Gaviria, directora de Fenalco Antioquia, dejó varias preguntas sobre la mesa, como por ejemplo qué estamos haciendo para que las empresas crezcan en la ciudad y el país, cómo estamos en temas de internacionalización y qué incentivos se brindan para la creación de empresas. Advirtió que varios negocios se verían forzados a cerrar y esta Reforma obligaría a trabajar como se trabajaba hace décadas.

Al finalizar, representantes de sectores empresariales dieron su punto de vista. Juan Carlos Velez, operador de comercio exterior y socio en una empresa de confecciones, dio a conocer el caso de su negocio en donde tienen 120 operarias en el manejo de maquinarias y equipos para la confección de ropa interior, pero con la Reforma pasarían de una nómina de $238 millones de pesos a $297 millones, lo cual es un incremento en los costos demasiado alto que, según Juan Carlos, no podrían sostener. 

Manifestó además que, con esas condiciones laborales los empresarios están tomando decisiones de no contratar mujeres porque los tributos que vienen por contratarlas son demasiado altos.

Para finalizar, Sergio Jiménez, también del sector de servicios empresariales, aseguró que con esta Reforma se volvería al Estado de derecho donde la persona y la libre empresa se van perdiendo. Aspectos como la ampliación de la sanción por terminación de contrato sin justa causa y la jornada nocturna desde las 6:00 p.m. afectan directamente al empleador e incrementarían la informalidad.